NOTA DE PRENSA

ADENICATADENICAT
ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DE CATALUÑA

Teléfono 649 311 236 email: adenicatalunya@gmail.com

NOTA DE PRENSA SOBRE NUESTRA HOJA DE RUTA.

El Pasado día 18 de diciembre de 2015, durante nuestra concentración, registramos ante el Parlamento de Cataluña, nuestro Informe sobre EL SISTEMA DE PROTECCIÓN A LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA EN CATALUÑA y la VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS Y LAS OPORTUNIDADES DE LA INFANCIA.

El objetivo de este informe es la denuncia ante los Poderes Públicos de los miles de niños que sufre a diario la vulneración de sus derechos. Denuncias y quejas que constantemente recibimos por parte de familiares en la mayoría, pero también a través de la propia Infancia. Casi el 100% de las vulneraciones provienen de la mala praxis de la administración.

El Informe llegó a la Presidenta del Parlamento de Cataluña, la Señora Carmen Forcadell, la cual a través de la Señora García i Soler, Jefa del Gabinete de Presidencia, nos desplazó a los diferentes Grupos Parlamentarios que componen el Parlamento.

Iniciados los contactos con ellos, dos de éstos Grupos Parlamentarios han contestado de una manera rápida e interesada a la situación.

Por todo ello, el próximo día jueves 21 de enero, a las 10 de la mañana, ADENICAT realizará una reunión con el Grupo Parlamentario Ciudadanos. Que a través de su portavoz del Grupo en el Parlament, la Señora Inés Arrimadas, han accedido a reunirse con ADENICAT.
La reunión se realizará en el Centro Cultural de San Feliú de L’Hospitalet dónde se desplazarán los Diputados del Grupo Parlamentario Ciudadanos.
Están convocados los medios de comunicación.

Posterior a la reunión, publicaremos los temas tratados, las peticiones y los acuerdos de compromisos alcanzados con vista a la nueva constitución de la Comisión de Infancia del Parlamento de Cataluña, dónde ADENICAT quiere ser partícipe.

También en Agenda y para el próximo día lunes 1 de febrero, ADENICAT y una representación de afectados acudirá al Parlamento de Cataluña, que a través del primer secretario del Partido de los Socialistas de Cataluña, el Señor Miquel Iceta, mantendremos una reunión, dónde también estarán presentes la Diputada Eva Granados y miembros del Grupo Parlamentario Socialista. Tendremos la oportunidad de tratar temas sobre el Sistema de protección a la Infancia y Adolescencia de Cataluña.

De igual manera, transmitiremos las situaciones que nos hacéis llegar y haremos entrega de nuestro manifiesto y propuestas.

Entre las propuestas de ADENICAT, figuran la iniciativa del  borrador para reformar el Sistema de Protección a la Infancia, de necesidad urgente, entre otras.

Queremos agradecer desde aquí el interés ofrecido y la atención exquisita de todas aquellas personas que han hecho posible estos encuentros.
En Barcelona, a 20 de enero de 2016
ADENICAT

Anuncios

EL INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR

EL INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR

INTRODUCCIÓN AL TEMA

Para las familias de niñas, niños y/o adolescentes que se encuentran en una situación de riesgo o desamparo, dentro del ámbito de la actuación administrativa y judicial, se encuentran y se enfrentan, a una situación nueva en su vida cotidiana, traumática para todos los casos y que les sitúa en un terreno totalmente desconocido, debiendo en estos casos, quedar a la espera del asesoramiento de los letrados que les asisten por un lado y de los profesionales administrativos y técnicos que actúan por otro. En ciertos procedimientos civiles donde se involucran los más pequeños de la familia, como en las separaciones, divorcios o medidas paterno filiales, también ocurre.

Hemos creído conveniente crear documentos como este, que los llamaremos CUADERNOS DE APUNTES, que como finalidad, tendrán la de introducir y exponer todo lo relacionado con el tema.

La manera de redactar estos CUADERNOS DE APUNTES será en un lenguaje menos técnico, jurídicamente hablando y más cercano al ciudadano, no acostumbrado a la terminología jurídica y que en la casi totalidad de los casos, se enfrenta a ella sin conocimientos técnicos profesionales.

Estos nuevos actores, que aparecen en las vidas de las niñas, niños, adolescentes y familiares, por la norma general y basándonos en testimonios, documentos y procedimientos administrativos y judiciales, se limitan a realizar su labor profesional.

Pero esta labor, se aleja del trato humano, carente de toda empatía y humanidad, sin ningún tipo de delicadeza y sin observar adecuadamente, de una manera eficiente y eficaz, tanto la Convención sobre los Derechos del Niño y leyes similares, como los principios establecidos para la atención al público.

La Infancia y sus familias se encuentran, ante esta situación, desorientados, con la sensación de indefensión, impotentes ante la maquinaria administrativa y judicial, puesta en marcha tras una declaración de riesgo o desamparo.

Este documento tratará de arrojar un poco de conocimiento e información sobre el tema.

A pesar de intentar llevar una línea sencilla de redacción, puede ocurrir que en ciertos momentos del documento se deba llegar a mencionar terminología y definiciones técnicas.

Estas se escribirán en la forma de cursiva, así por ejemplo, donde hablamos de “todas las leyes de España” de una manera más comprensible, su definición técnico profesional sería: ordenamiento jurídico español.

Si pese a todo, surgen dudas sobre lo redactado aquí, para cualquier consulta al respecto, se puede enviar un correo electrónico a adenicatalunya@gmail.com

Dado que desde ADENICAT somos totalmente reacios a llamar a las niñas, niños y adolescentes “menores”, forma que ya hemos pedido por otros cauces que se erradique, no referiremos en este documento, en unas ocasiones a niñez y/o infancia y cuando sea de obligación, nos referiremos a ellos como lo que son: niñas, niños y/o adolescentes.

No vemos que en cualquier documento administrativo y/o judicial, se refieran a un adulto, como el “mayor” Don Fulanito Menganito o la “mayor” Fulanita Menganita.

Introducción al Interés Superior del Menor

El sistema de protección de la Infancia tal y como está regulado por las leyes en España, lo que técnicamente se conoce como el ordenamiento jurídico español, tiene la particularidad de la existencia de una gran dispersión normativa ya que, junto a normas internacionales como la Convención de los Derechos del Niño, nos encontramos con más normas de carácter nacional, como la Ley 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor (en adelante LOPJM).

A esto hay que añadirles las diferentes leyes y normas de carácter Autonómico, como por ejemplo en Cataluña, donde existe la Ley 14/2010 de 27 de mayo sobre los Derechos y Oportunidades de la Infancia y Adolescencia de Cataluña.

Así mismo cada Comunidad Autónoma tiene un Departamento Administrativo que se encarga el Sistema de protección de la Infancia y Adolescencia.

En Cataluña tenemos la Dirección General de Asistencia a la Infancia y Adolescencia, en adelante D.G.A.I.A.

Una de las condiciones que deben marcar la labor y el quehacer de las Instituciones y Organismos Judiciales incluidas aquí las administrativas, en materia de protección a la Infancia y Adolescencia es la condición del tiempo. ¿Qué significa esto? Pues que cualquier decisión que un profesional de Justicia o de la Administración o las acciones que realicen estos, afecten a una niña, niño y/o adolescente, vendrá determinada por una máxima celeridad temporal;  quiere decir, que ya que las situaciones de esta Niñez son deficitarias requieren soluciones rápidas y eficaces y eficientes.

Por ejemplo, si en un Juzgado de Guardia se registra la denuncia de un presunto maltrato infantil o en una oficina de Servicios Sociales se realiza la consulta y/o denuncia sobre la posible situación de riesgo de una niña, niño o adolescente, no se debe esperar ni un día para comenzar con las acciones.

Tristemente y en ocasiones desgraciadamente, la realidad no es esta.

Así por ejemplo nos encontramos con que una denuncia por malos tratos infantiles, la persona que denunció  los presuntos delitos, fue citada 8 meses después.

Otro ejemplo donde la presentación de una Demanda Judicial de Medidas Cautelares Urgentes y el Juez de turno comienza a realizar acciones 7 meses después.

O en otro, donde la presentación de una Demanda de Oposición a una Medida de Desamparo y el Juez de Familia fija el Juicio casi 2 años después.

Podríamos seguir, tenemos una lista casi interminable.

Todo ello, pese a que ya La Ley 21/1987, de 11 de noviembre, abrió camino hacia lo que hoy tiene la consideración de que la Infancia y Adolescencia, las niñas, niños y adolescentes, son Sujetos de Plenos Derechos y no meros  objetos, pese a que continuamente a los servidores públicos y profesionales en Infancia hay que recordárselo.

Pero también desde esta ley, se comenzaba a establecer que como sujetos de plenos derechos, éstos derechos no debían ser protegidos en exclusiva por sus madres, padres y/o familiares responsables de sus guardas y custodias sino que se establecía un sistema de atención pública inmediata para la Infancia y Adolescencia, respecto a los que se estaba incumpliendo o cumpliendo de forma inadecuada sobre los deberes de protección que las mismas leyes de protección que existían, establecían para una correcta guarda.

Se establecía entonces una nueva forma de tutela: a la tutela de familia se le unía la tutela pública.

Esto se fue desarrollando y transformando en términos legales con la aparición en escena de la Ley 1/1996, de 15 de enero, Protección Jurídica del Menor, comúnmente mencionada en los escritos como:  LOPJM.

¿Por qué esta Ley? ¿Para qué esta Ley?

El espíritu de esta Ley (Ley 1/1996, de 15 de enero, Protección Jurídica del Menor) es la preocupación existente de poder darle a la Infancia y Adolescencia un marco jurídico de protección atendiendo a lo dispuesto en la Constitución Española, con la voluntad del creador de la Ley  de incorporar a la Niñez a la sociedad de la manera más completa posible, como sujetos de plenos derechos.

Ahí es donde nace la famosa frase “por el Interés Superior del Menor”

Esto está reflejado en su Artículo 2, donde dice que para aplicar toda esta Ley será, por encima de todo, el interés superior de las niñas, niños y adolescentes.

Pero incluso extiende la explicación al decir que este interés, que es Superior, estará por encima de cualquier otro interés legítimo que pudiera existir o aparecer.

Pero ¿Qué significa el Interés Superior del Niño?

EL INTERÉS SUPERIOR DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

EXPLICACIÓN

Esta es la frase sagrada de la Infancia en estos temas.

El principio del interés superior del niño está consagrado igualmente por la Convención de los Derechos del Niño (en adelante CDN).

En el Artículo de la CDN, la Carta Magna de la Infancia, la Ley de Leyes sobre los derechos de la Niñez, en su art. 3, punto 1º indica:

 “en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los Tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”.

 

Además el art. 20, Punto 1 de la misma Carta Magna de los Derechos del Niño manda que cuando una Administración realiza una intervención y de esta intervención sale el resultado de que se impone a los niños de una medida de estar privados, tanto si es temporal o permanentemente de su medio familiar, o cuyo superior interés exija que no permanezcan en la familia, tendrán derecho a la protección y asistencia especiales del Estado en cuestión.

Por ello, resulta de especial importancia observar, que lo relevante será tomar las decisiones que procedan siempre en orden al interés superior de la Infancia y Adolescencia.

Es por ello, que ya la mencionada Ley de Protección para la Infancia en España la Ley 1/1996, de 15 de enero, Protección Jurídica del Menor, en su artículo 11 recalca que los principios superiores que dirigirán las actuaciones de los poderes públicos será, por encima de todo, el  interés de la niña, niño y/o adolescente que está inmerso en las actuaciones y  el mantenimiento de este pequeño sujeto de plenos derechos en su medio familiar de origen, salvo que no sea conveniente para su interés.

Bien, llegados aquí, este interés superior del menor es un concepto jurídico que es indeterminado, abstracto, sin forma, vacío y que a día de hoy queda reflejado en los escritos como una expresión hueca y que al parecer, queda bien en los textos de leyes sobre derechos de los menores.

 Vamos a volver a escribirlo para tomar conciencia:

El Interés Superior del Menor

ADENICAT considera que esta frase debe ser integrada adecuadamente entre los Poderes Públicos. Consideramos que si realizáramos una consulta a la comunidad de profesionales jurídicos (Jueces, Fiscales, letrados, etc) y de la Administración en Infancia, de seguro, un porcentaje muy alto, no sabría definir muy bien el significado de (permitirnos ser repetitivos) ésta frase: El Interés Superior del Menor.

También desde ADENICAT se está solicitando una regulación de forma más precisa de este concepto.

Para intentar explicarlo bien, mencionaremos aquí una Sentencia Judicial de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo con nº 565/2009, de 31 de julio. En el Punto Octavo de los Antecedentes de Hecho, donde aparece la referencia al informe que emite el Ministerio Fiscal y dónde en ese informe se indica que al ser el  interés superior del menor un concepto jurídico indeterminado, corresponde al Juez en la aplicación de la Ley rellenar de contenido efectivo esta denominación,  debiendo los tribunales utilizar para ello una técnica jurídica casuística. Esta técnica significa, que el Juez debe explicar el concepto de Interés Superior del Menor, basándose en razonamientos, que a su vez deben estar basados en principios, reglas y/o casos.

Pues bien, en la Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo se hace una exhaustiva indicación de las máximas reglas que la doctrina científica ha manejado como contenido necesario de este concepto jurídico indeterminado y que son éstas que exponemos literalmente:

1ª- Proveer por el medio más idóneo las necesidades materiales básicas o vitales del menor, y las de tipo espiritual adecuadas a su edad y situación: las afectivas, las educacionales, así como evitación de tensiones emocionales y problemas.

2ª- Se deberán atender los deseos, sentimientos y opiniones del menor.

3ª- Mantenimiento, si es posible, del statu quo material y espiritual del menor e incidencia en toda alteración de éste que pueda influir en su personalidad y en su futuro.

4ª- Consideración particular merecen la edad, salud, sexo, personalidad, afectividad, creencias religiosas, formación espiritual y cultural, ambiente, y el condicionamiento que todas estas circunstancias puedan tener en el bienestar del menor y en la decisión que deba adoptarse respecto del mismo.

5ª- Habrán de valorarse los riesgos que la situación actual y la subsiguiente a la decisión en interés del menor puedan acarrear a éste; riesgos para su salud física o psíquica en sentido amplio.

6ª- Las perspectivas personales, intelectuales y profesionales de futuro del menor, a cuya expansión y mejora debe orientarse su bienestar e interés actual y futuro.

Parte de esta sentencia y el fundamento que acabamos de leer hace una muy interesante descripción y referencia de cómo se contempla la Infancia en cuanto a su Interés, especialmente en países como Inglaterra.

Allí la “Children Act 1989”, la Ley de Infancia, menciona los siguientes conceptos:

  1. a) Los deseos y sentimientos del niño.
  2. b) Sus necesidades físicas, educativas y emocionales.
  3. c) El efecto probable de cualquier cambio de situación del menor.

Decir aquí que los Jueces ingleses tienden a no variar el estado de una niña, niño y/o adolescente salvo imperiosa necesidad.

  1. d) Su edad, sexo, ambiente y cualquier otra circunstancia que el Tribunal considere relevante. e) Los daños sufridos o el riesgo de sufrirlos. Se consideran daños el maltrato y los peligros para la salud y el desarrollo del menor.
  2. f) La capacidad de cada progenitor o de la persona que corresponda para tomar en consideración la satisfacción de las necesidades del menor.
  3. g) El rango de las facultades a disposición del Tribunal, esto es, el factor de la regla de la mínima intervención judicial. Esto quiere decir que un Juez puede decidir no intervenir cuando ello pueda crear conflictos o cuando las partes involucradas, estén en condiciones de llegar a acuerdos privados.

Con esto queremos decir que  de los criterios expuestos se estima necesario que para resolver la cuestión judicial planteada, los tribunales manejen unos criterios de lo que pudiera considerarse el superior interés del menor, atendidas las circunstancias particulares de cada caso concreto.

¿Entonces? ¿Significa con esto aquí explicado que todo gira alrededor de este Interés Superior dentro de los Juzgados o Administraciones especializadas en Infancia?

Pues no, para ADENICAT en ocasiones ni se contempla y en otras, no sólo se niega, sino que se oculta.

Consideramos que probablemente algunas raíces de este problema, nacen de la ignorancia sobre asuntos de Infancia, en ocasiones inexcusable, de la rutina asentada en las instituciones y sus trabajadores, de la falta del espíritu de humanidad en los mismos, o por sobrecarga de trabajo o el efecto de “estar quemado”

Nosotros resumimos esto y mucho más en una frase:

Por el Interés Superior de la Infancia no hay ningún interés.

Pero pese a ello, se escribió el art. 2 del Borrador del Anteproyecto de Ley de Actualización de la Legislación sobre Protección a la Infancia, que habla precisamente del interés superior de la Infancia, estableciendo en cinco apartados su regulación.

El primer apartado lo considera el principio básico de aplicación a la niñez, sobre cualquier otro interés legítimo que pudiera concurrir.

Como criterios generales a considerar en el principio a cada supuesto,  el apartado segundo establece:

(a) el respeto a los deseos, sentimientos y opiniones del menor,

(b) la conveniencia de que su vida y desarrollo tenga lugar en un entorno familiar adecuado,

(c) el derecho a la vida, supervivencia y desarrollo del menor y la satisfacción de sus necesidades básicas, tanto materiales, físicas, educativas como emocionales y afectivas,

(d) la preservación de la identidad del niño: su sexualidad, cultura, religión, idioma entre otros, así como la no discriminación del mismo por estas o cualquier otras condiciones, debiendo garantizar el desarrollo anímico de la personalidad.

Y estos criterios generales antes expuestos serán estudiados teniendo en cuenta los siguientes elementos generales, que a la vez, serán también valorados basándose en los principios de necesidad y proporcionalidad, y que serán los siguientes:

(1) la edad y nivel de madurez del niño,

(2) su situación de especial vulnerabilidad provocada por su discapacidad, carencia de entorno familiar, condición de refugiado o solicitante de asilo o de protección subsidiaria, o cualquier otra característica o circunstancia relevante,

(3) el peculiar efecto que el transcurso del tiempo tiene en los menores,

(4) la necesidad de estabilidad de las soluciones que se adopten y, por último

(5) aquellos otros elementos de ponderación que sean considerados pertinentes en el caso concreto y respeten los derechos del niño.

La normativa más actual establecida atendiendo al Interés Superior de la Infancia y Adolescencia, viene del CONVENIO EUROPEO SOBRE EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS, vigente en España y de obligado cumplimiento desde el pasado 1 de abril de 2015, que tiene como objetivo promover, en aras del interés superior de los niños, sus derechos, de concederles derechos procesales y facilitarles el ejercicio de esos derechos velando por que los niños, por sí mismos, o a través de otras personas u órganos, sean informados y autorizados para participar en los procedimientos que les afecten ante una autoridad judicial.

Desgraciadamente, ya nos hemos encontrado con jueces que pese a que está vigente dicho convenio, hacen caso omiso.

BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS:

Ley 14/2010, de 27 de mayo, de los derechos y las oportunidades en la infancia y la adolescencia.

Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor

Ley 21/1987, de 11 de noviembre, por la que se modifican determinados artículos del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de adopción.

Convención sobre los Derechos del Niño.

Circular 8/2011 de la Fiscalía General del Estado de 11 de noviembre de 2011 sobre criterios para la unidad de actuación especializada del Ministerio Fiscal en materia de protección de menores.

Ratificación del Convenio Europeo sobre el Ejercicio de los Derechos de los Niños, hecho en Estrasburgo el 25 de enero de 1996

Ponencia del Ilustrísmo Fiscal de la  Sala Coordinadora de Menores de la Fiscalía General del Estado Don Antonio Jesús Huélamo Buendía.

Con la colaboración del Ilustre Letrado Don Miguel Gutiérrez Alberiche, especializado en familia, Infancia y Adolescencia.

” Mi hijo ha ingresado en un Centro de Acogida”

Este artículo viene a abrir una serie de artículos que incluiremos como información hacia las familias que por circunstancias se ven en la obligación de entrar en el Sistema de Protección de Menores.

Intentaremos informar de todo lo posible a fin de orientar y facilitar la labor como familias por el Único Interés Superior del Niño, velando por que sus Derechos no sean Vulnerados.

Si al finalizar su lectura, tiene alguna duda, no dude en enviar un correo electrónico a. adenicatalunya@gmail.com poniendo en el asunto “Centro de Acogida”

INGRESO EN CENTRO DE ACOGIDA PARA ESTUDIO DIAGNOSTICO

Cuando una Niña o Niño, (NOTA: incluiremos en estas definiciones a los Adolescentes y nombraremos en adelante sólo la palabra Niño para refererirnos en su conjunto), ingresa en un centro de acogida, la Dirección General de Asistencia a la Infancia y Adolescencia de Cataluña (D.G.A.I.A.)  tiene unos procedimientos y planes de actuación que buscan una buena praxis, siempre, entenderemos, por el Interés Superior del Niño.

En este artículo, que tiene como objetivo informar a las familias y a la infancia que nos lee, nos centraremos exclusivamente en el ingreso en Centro de Acogida para la realización del Estudio y Diagnóstico del Niño.

Palabras Clave: D.G.A.I.A., E.A.I.A. Centro de Acogida, Protección a la Infancia, Derechos, Familia

El Niño que ha de permanecer en un Centro de Acogida, deberá estar el mínimo tiempo posible para poder elaborar el estudio diagnóstico con unas garantías jurídicas y técnicas.

¿Qué es un Centro de Acogida?

Un Centro de Acogida, en adelante CA, es un recurso del Sistema de Protección a la Infancia y Adolescencia que dispone de profesionales que pueden elaborar el estudio de la situación del Niño y de su familia, cuando el Niño no puede continuar en el propio domicilio y cuando el propio estudio no puede hacerlo el Equipo de Atención a la Infancia y Adolescencia (En adelante EAIA), mientras el Niño está en el núcleo familiar.

Elaborar un Estudio evaluativo y con un diagnóstico fundamentado técnica y jurídicamente requiere un cierto tiempo, que puede ser diferente según las situaciones.

El marco normativo en Cataluña establece un tiempo máximo de 3 meses.

Es habitual (casi el denominador común) y por circunstancias que hemos visto repetidas veces, es que los estudios se alargan en el tiempo e incluso que el motivo de alargar el tiempo, sólo es debido a que los Niños ingresados en un CA, están a la espera de otros recurso, como por ejemplo un Centro Residencial de Acción Educativa (En adelante CRAE), una familia de acogida, etc…

Se ha venido observando y así consta, que los Niños (Sobre todo los más pequeños de 0 a 4 años) cuando tienen que permanecer en los CA más tiempo, meses, incluso hasta un año de sus vidas, se produce una involución en su desarrollo.

Por el Interés Superior del Niño , el Sistema de Protección a la Infancia en Cataluña ha de velar para que el proceso de estudio no dure más tiempo de lo que estrictamente sea necesario.

Aún así, se ha de tener en cuenta también que se debe realizar en un tiempo prudente y necesario para evitar errores de diagnóstico.

Vamos a ver qué actividades y tareas tienen los CA

Se recomienda definir los profesionales implicados, qué equipo de diagnóstico y qué equipo educativo se forma. Se fija el tutor de los Niños.

Se buscará que las personas implicadas se ajusten a las necesidades que se estiman que va a tener el Niño y su familia.

El Tutor del Niño forma parte del equipo de diagnóstico.

En horas posteriores al ingreso del Niño, los diferentes equipos se reunirán, donde plantearán la manera de enfocar la situación y se dejará constancia de aquellos acuerdos que realicen.

Lo más pronto posible y como norma, durante los primeros diez días desde el momento del ingreso en CA del Niño, se convocará una reunión sobre el Niño.

En esta reunión han de participar la Dirección del Centro de Acogida, el Equipo Técnico, el tutor y otros referentes si los hubiese (En algunas situaciones del Niño, es necesario incluir otros profesionales y/o correferentes).

Si el Niño presenta en el momento del Ingreso problemas de salud importante, participa en esta reunión el médico del Servicio Territorial de la DGAIA y como recomendación, se invita a participar a los profesionales que hayan trabajado con el Niño, como por ejemplo el Centro de Salud Mental Infantil y Juvenil (CSMIJ), Escuela, Servicios Sociales, EAIA, etc.

La responsabilidad de la toma de decisiones sobre la propuesta de medidas recae en el Equipo Técnico.

El Estudio se ha de concluir con una propuesta del recurso que realmente el Niño necesita.

Considerando que puede no haber disponibilidad de recursos suficientes, en la misma propuesta de medidas se ha de incluir una segunda opción de recurso alternativo para minimizar del todo la demora en el tiempo innecesarias.

Uno de las claves más importantes es la implicación del Niño y de la familia en el estudio diagnóstico, teniendo presente el derecho a la información, derecho a la opinión y derecho a la participación, previstos en la legislación vigente.

Además de las comparecencias de la familia como se establece por marco normativo, se recomienda buscar estratégias para implicar y hacer partícipe a la familia y al Niño.

En los casos en los que las familias colaboren, el equipo técnico del centro de acogida debe buscar las estrategias adecuadas a cada situación para favorecer la implicación de los familiares en la elaboración de la propuesta de medida protectora, siempre que sea posible, desde el consenso.

Los profesionales de los centros de acogida deben ser especialmente conscientes de la importancia de optimizar el tiempo que se emplea para hacer los diagnósticos con garantías técnicas y jurídicas; dado el impacto que tiene la nueva situación en el Niño y en la familia, se procurará reducir al máximo posible el número de días de estancia en el centro de acogida.

INFANCIA ¿OBJETIVO ALCANZADO?

INFANCIA

¿OBJETIVO ALCANZADO?

Palabras clave: Infancia, Derechos, Familia, Servicios Sociales

A punto de cumplirse cinco años desde que se publicó la Ley sobre los Derechos y Oportunidades de la Infancia y Adolescencia de Cataluña, la Ley 14/2010 de 27 de mayo, el Departamento de Bienestar Social y Familia de Cataluña, con su Dirección General de Asistencia a la Infancia y Adolescencias, la D.G.A.I.A., continúan ambos departamentos mencionando esta Ley como algo novedoso y año tras año, se siguen publicando nuevos protocolos y normas sobre actuaciones a realizar ante niños y niñas y adolescentes, que podrían o están, en riesgo y/o desamparo.

Estos documentos no dejan de ser reiterativos, pues cambian sólo en forma y formato respecto a anteriores documentos, pero nada nuevo aportan a los ya existentes.

Uno de los objetivos prioritarios que se buscaban con la creación de la mencionada Ley, era el destinado a regular la protección de los niños y los adolescentes cuando los mecanismos sociales de prevención no han sido suficientes y se han producido situaciones de riesgo o de desamparo, que había que paliar con las medidas necesarias de intervención pública, para garantizar que estas situaciones no se traduzcan en perjuicios irreparables para el niño o el adolescente.

Es curioso y aquí se demuestra que el sistema viene cargado de grietas, cuando uno de los objetivos prioritarios es actuar, dando ya por sentado que los mecanismos sociales de prevención van a ser insuficientes.

Quiero recordar aquí que el mencionado Departamento de Bienestar Social y Familia tiene como prioritario, en sus ejes de actuación y razón de ser, el promover la prevención y la protección ante las situaciones de riesgo en que se puedan encontrar los colectivos más vulnerables, con especial atención a la infancia.

Prevención es la medida o disposición que se toma de manera anticipada para evitar que suceda una cosa considerada negativa.

Dicho esto, queda constatado que el Departamento de Bienestar Social y Familia de Cataluña no dispone, no alcanza, no tiene capacidad y no actúa, incumpliendo con lo estipulado en el Plan de Gobierno 2013 – 2016, ya que en muchas ocasiones, cuando numerosas familias con niños y/o niñas o adolescentes acuden a los Servicios Sociales en busca de ayuda ante indicios de que “algo puede estar ocurriendo” o “algo ya ha ocurrido”, se encuentran por un lado con respuestas o actuaciones insuficientes y por otro simplemente no hay respuesta.

En ocasiones cuando se recibe la respuesta, ésta es tardía y las situaciones han cambiado, resultando en la totalidad de las veces, que las circunstancias han empeorado con un aumento del Riesgo.

Volviendo a la prevención, las aspiraciones colectivas en el contexto europeo han consolidado e, incluso, incrementado el deseo de conseguir más bienestar y una vida más saludable y de más calidad para toda la población, niños y adolescentes incluidos.

Desde Europa se siguen inundando los despachos de los Estados miembros con recomendaciones y directrices, que en algunas ocasiones, ante la negligencia o la falta de actuación de algunos Estados sobre estas recomendaciones, originan condenas sobre estos Estados.

España es uno de ellos.

En este sentido, el concepto de prevención tiene una importancia clave, entendido como el conjunto de actuaciones sociales anticipatorias destinadas a evitar las situaciones no deseadas y a favorecer las situaciones favorables.

Las ciencias humanas y sociales han ido progresando en el conocimiento de los llamados indicadores de riesgo, que son datos que nos muestran que hay probabilidades de que las situaciones se conviertan en perjudiciales para las personas implicadas.

¿Se contemplan estos indicadores de riesgo?

Todo apunta a que no es así en algunas ocasiones.

Los Equipos de Atención a la Infancia y Adolescencia, que están  distribuidos por todo el territorio de Cataluña, reciben los casos en situación de desamparo o en riesgo  que detectan los servicios sociales básicos, las instancias judiciales o policiales o la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia.

Hacen el diagnóstico, la valoración de los niños y de su entorno socio familiar, y proponen las medidas más adecuadas para cada caso.

Son los responsables de coordinar los otros equipos y servicios de su territorio que también intervengan en la atención a los niños en desamparo, así como dar asesoramiento a los servicios sociales básicos de atención social.

Dicho así, entendemos que el 100% de las situaciones de riesgo que sufren las niñas y los niños y adolescentes de Catalunya, son coordinados, intervenidos y asesorados efectivamente y eficazmente por los mencionados EAIA, cuando a pie de calle esto no se acerca lo más mínimo a la realidad.

Fallos de coordinación entre los distintos servicios que actúan, demora excesiva en la respuestas administrativas, largas listas de espera ante los Servicios Sociales y en ocasiones son éstos mismos servicios los que denuncian que están saturados o no disponen de herramientas ni infraestructura suficiente para dar una respuesta eficaz y eficiente a la sociedad afectada.

Obviamente éstas y más situaciones totalmente ajenas y que eximen de responsabilidad a las Familias que tienen a su cargo niñas y/o niños o adolescentes que podrían encontrarse en riesgo o Desamparo, hacen que dichos factores negativos en el bienestar de los más vulnerables se vean aumentados exponencialmente.

Las sociedades occidentales han avanzado bastante en el desarrollo de actuaciones para disminuir las probabilidades de acontecimientos negativos cuando existe concentración de factores de riesgo, y las actuaciones sociales dirigidas a la población infantil y adolescente no pueden quedar excluidas de unas políticas sociales preventivas y de promoción de la salud y del bienestar, tanto de las dirigidas a amplios conjuntos de población de forma genérica, como de las destinadas a atender casos concretos, de modo personalizado.

Especialmente, son necesarias actuaciones públicas intensivas e integrales de prevención y promoción en los entornos territoriales en los que tienden a concentrarse en mayor medida las desigualdades sociales, la pobreza y las distintas formas de exclusión económica, cultural y comunitaria: los indicadores de riesgo se concentran en estas zonas en las que el entorno de los niños y los adolescentes tiene un efecto multiplicador del riesgo.

Debo mencionar aquí, por la importancia que tienen, algunos de los conceptos utilizados por la mencionada ley de Derechos de los niños en Cataluña, más allá de la estricta definición jurídica, que se utilizan repetidamente los conceptos de promoción, prevención, atención, protección y participación del niño y el adolescente.

Es por ello que haré mención individual a estos conceptos:

La promoción es el conjunto de actuaciones sociales que se desarrollan «aunque nada vaya evidentemente mal», porque obedecen a objetivos de mejora social y responden a anhelos o aspiraciones colectivos, particularmente a los de un bienestar personal y social mayor.

La prevención es el conjunto de actuaciones sociales destinadas a preservar al niño o al adolescente de las situaciones que son perjudiciales para su sano desarrollo integral o para su bienestar.

La atención es el conjunto de actuaciones sociales para «cuando las cosas empiezan a ir mal» o para cuando solo van «un poco mal» y existe la probabilidad, y no la certeza, de que el desarrollo integral del niño o el adolescente puede resultar afectado negativamente. La consecuencia jurídica de estos casos es la declaración de riesgo.

La protección es el conjunto de actuaciones sociales reservadas para «cuando las cosas van mal», cuando el desarrollo integral del niño o el adolescente parece claro que resulta seriamente afectado, a la vista de los conocimientos científicos actuales. Una de sus consecuencias jurídicas es la declaración de desamparo.

El concepto de participación del niño o el adolescente en todo lo que le afecta es lo que configurará su estatus de ciudadano o ciudadana.

¿Realmente se contemplan estas definiciones ante la Infancia?

La misma Ley dicta que es del todo inimaginable el diseño de políticas públicas en cualquier ámbito elaborado a espaldas de los ciudadanos afectados.

Como última instancia la Ley persigue evitar el tener que recurrir a la declaración de situaciones de desamparo.

Esto no es así, pues como medida prioritaria de la Dirección General de Asistencia a la Infancia y Adolescencia, la D.G.A.I.A. es activar primero el desamparo y posteriormente ya se verá.

Exactamente todo lo contrario a lo escrito en normas importantes como la Convención de los Derecho del Niño, la Ley 14/2010 de 27 de Mayo o en recomendaciones tanto del Defensor del Pueblo, Sindic de Greugues o el Comité de Derechos de la Infancia, así como distintas asociaciones involucradas en la Infancia y Adolescencia.

Otro concepto incumplido sistemáticamente, es el hecho de que un riesgo en la infancia no finaliza con una declaración formal de riesgo. Toda la actuación de los servicios sociales que se dirige a valorar y proponer las medidas que permitan disminuir o eliminar la situación de riesgo, se ha de realizar mediante la colaboración de los progenitores. Esto desgraciadamente, no es así.

Se opta por poner el acento en el trabajo y la bondad de las medidas que hay que proponer, pero demostrado que esto no se alcanza satisfactoriamente, aparece  la ejecución forzosa derivada de un acto unilateral de la Administración para las situaciones más graves, algunas de ellas antes leves, pero agravadas por actuaciones o inexistentes y tardías intervenciones de la misma Administración a lo que ella misma solucionan con decretar un desamparo.

¿Estamos ante una puerta de emergencia que posee la propia Administración para evadir sus propios errores?

Todo apunta al famoso refrán de que la costumbre se hace norma.

De una u otra manera de enfocar el problema, todo conlleva a que lejos de cumplir con la Norma y de trabajar con un espíritu claro y definido sobre los Derechos y Oportunidades de la Infancia, todavía existen en Cataluña actos de mala praxis, trato inhumano, desidia e ignorancia inexcusable por parte de los Poderes Públicos y especialmente de aquellos servicios que interactúan directamente con la parte más vulnerable y de plenos derechos de nuestra sociedad: La Infancia.

Debemos trabajar para erradicar estos factores y la única manera de hacerlo es denunciando cualquier irregularidad que no se ajuste a lo estipulado por Ley, actos que conllevan la vulneración de los derechos de la infancia.

Barcelona, 2 de febrero de 2015

Luis Martínez Gavilán

Fundador y Presidente de ADENICAT

Moció 92/X del Parlament de Catalunya, sobre les polítiques de suport a la família. Català – Castellano

Moció 92/X del Parlament de Catalunya, sobre les polítiques de suport a la família

Tram. 302-00132/10

Aprovació Ple del Parlament

Sessió núm. 28, 14.03.2014, DSPC-P 53 Publicació: BOPC 284

Ple del Parlament

El Ple del Parlament, en la sessió tinguda el 14 de març de 2014, d’acord amb l’article 139 del Reglament, ha debatut la Moció subsegüent a la interpel·lació al Govern sobre les retallades en les polítiques de suport a la família (tram. 302-00132/10), presentada per la diputada Marisa Xandri Pujol, del Grup Parlamentari del Partit Popular de Catalunya, i les esmenes presentades pel Grup Parlamentari Socialista (reg. 58650), pel Grup Parlamentari d’Iniciativa per Catalunya Verds – Esquerra Unida i Alternativa (reg. 58714) i pel Grup Parlamentari de Convergència i Unió (reg. 58732).

Finalment, d’acord amb el que estableix l’article 139 del Reglament, ha aprovat la següent

Moció

1. El Parlament de Catalunya insta el Govern a:

a) Continuar impulsant, per mitjà de la Secretaria de Família, les polítiques de suport i protecció a les famílies i l’actuació coordinada dels diversos departaments de l’Administració de la Generalitat i les entitats vinculades en l’àmbit familiar per a aconseguir la perspectiva de la família com a base d’una societat forta.

b) Continuar desplegant durant el 2014, en el si del Govern i amb el lideratge del Departament de Benestar Social i Família, el Pla integral de suport a la família 2012-2016.

c) Presentar-li, dins el 2014, l’avantprojecte de la nova llei de suport a les famílies, que ampliï la legislació actual de la Llei 18/2003 amb l’actualització de les noves situacions, atenent especialment les famílies en situació de vulnerabilitat, les famílies nombroses i les monoparentals.

d) Mantenir, tal com el Govern està fent, en les convocatòries del 2014 amb relació a les prestacions socials i ajuts públics per a atendre càrregues familiars que afectin les famílies, la mateixa dotació pressupostària que en les de l’any 2012.

e) Desenvolupar i implementar dins el 2014 el projecte de serveis d’atenció a les famílies (SAF) com a eines de prevenció, orientació i suport de tots els conflictes que es puguin mantenir en el si d’una família.

f) Treballar, des de la Secretaria de Família, un programa específic d’incentivació en les empreses perquè siguin responsables en l’àmbit familiar i impulsin accions que fomentin el benestar de les persones i de llurs famílies, i estudiar incloure en la nova llei de família el certificat d’empresa familiarment responsable.

g) Continuar impulsant, en el marc del programa «Créixer en família», previst en el Pla integral de suport a la família 2012-2016, programes de criança positiva, que potenciïn la transmissió de valors que ajudin a prevenir conductes de risc.

h) Dotar els centres educatius de tots els instruments necessaris per a oferir informació i promoure la implicació de la família en l’educació dels propis infants i la participació real i efectiva en el centre.

i) Desplegar el segon eix estratègic del Pla integral de suport a la família 2012-2016, el suport a la maternitat i l’acompanyament a la família en moments de canvi en el seu cicle vital. Aquest segon eix ha d’incloure, com a mínim:

1r. Continuar donant suport i acompanyament en la maternitat a les dones en situacions de fragilitat social per mitjà de subvencions específiques a les entitats que fan aquesta tasca, i elaborar un mapa dels recursos i els serveis que presten aquestes entitats.

2n. Continuar treballant i donant informació, per mitjà del Servei d’Informació i Atenció a les Dones (SIAD)
i de les oficines d’informació de l’Institut Català de les Dones, a les dones embarassades sobre tots els recursos existents –estatals, autonòmics i locals– tant en l’àmbit públic com en el privat.

2. El Parlament de Catalunya acorda treballar, en el Parlament mateix i en el marc de la futura comissió específica de transició cap a la reforma horària, una racionalització del temps que permeti una veritable conciliació familiar i laboral.

Palau del Parlament, 14 de març de 2014

El secretari quart                                                                                    La presidenta del Parlament

David Companyon i Costa                                                                   Núria de Gispert i Català

TRADUCCION AL CASTELLANO

 

 

Moción 92 / X del Parlamento de Cataluña , sobre las políticas de apoyo a la familia

Tramo . 302-00132/10

Aprobación Pleno del Parlamento

Sesión núm . 28 , 03/14/2014 , DSPC -P 53

Publicación : BOPC 284

PLENO DEL PARLAMENTO

El Pleno del Parlamento , en la sesión celebrada el 14 de marzo de 2014 , de acuerdo con el artículo 139 del Reglamento , ha debatido la moción subsiguiente a la interpelación al Gobierno sobre los recortes en las políticas de apoyo a la familia ( tram. 302-00132/10 ) , presentada por la diputada Marisa Xandri Pujol, del Grupo Parlamentario del Partido Popular de Cataluña , y las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista (RE 58650 ) , por el Grupo Parlamentario de Iniciativa per Catalunya Verds – Izquierda Unida (Reg. 58714 ) y por el Grupo Parlamentario de Unión (Reg. 58732 ) .

Finalmente, de acuerdo con lo establecido en el artículo 139 del Reglamento , ha aprobado la siguiente

MOCIÓN

1 . El Parlamento de Cataluña insta al Gobierno a:

a) Continuar impulsando , a través de la Secretaría de Familia , las políticas de apoyo y protección a las familias y la actuación coordinada de los diversos departamentos de la Administración de la Generalidad y las entidades vinculadas en el ámbito familiar para lograr la perspectiva de la familia como base de una sociedad fuerte .

b ) Continuar desarrollando durante el 2014, en el seno del Gobierno y con el liderazgo del Departamento de Bienestar Social y Familia , el Plan integral de apoyo a la familia 2012-2016.

c ) Presentarle , en el 2014, el anteproyecto de la nueva ley de apoyo a las familias , que amplíe la legislación actual de la Ley 18/2003 con la actualización de las nuevas situaciones , atendiendo especialmente a las familias en situación de vulnerabilidad , las familias numerosas y las monoparentales .

d) Mantener , tal como el Gobierno está haciendo , en las convocatorias de 2014 con relación a las prestaciones sociales y ayudas públicas para atender cargas familiares que afecten a las familias , la misma dotación presupuestaria que en las del año 2012.

e) Desarrollar e implementar dentro en 2014 el proyecto de servicios de atención a las familias ( SAF ) como herramientas de prevención , orientación y apoyo de todos los conflictos que se puedan mantener en el seno de una familia .

f ) Trabajar , desde la Secretaría de Familia , un programa específico de incentivación en las empresas para que sean responsables en el ámbito familiar e impulsen acciones que fomenten el bienestar de las personas y de sus familias , y estudiar incluir en la nueva ley de familia el certificado de empresa familiarmente responsable.

g ) Continuar impulsando , en el marco del programa « Crecer en familia » , previsto en el Plan integral de apoyo a la familia 2012-2016 , programas de crianza positiva , que potencien la transmisión de valores que ayuden a prevenir conductas de riesgo .

h ) Dotar a los centros educativos de todos los instrumentos necesarios para ofrecer información y promover la implicación de la familia en la educación de los propios niños y la participación real y efectiva en el centro.

i) Desarrollar el segundo eje estratégico del Plan integral de apoyo a la familia 2012-2016 , el apoyo a la maternidad y el acompañamiento a la familia en momentos de cambio en su ciclo vital . Este segundo eje tiene que incluir, como mínimo:

1. Continuar dando apoyo y acompañamiento en la maternidad a las mujeres en situaciones de fragilidad social por medio de subvenciones específicas a las entidades que realizan esta tarea , y elaborar un mapa de los recursos y los servicios que prestan estas entidades .

2 º . Continuar trabajando y dando información , por medio del Servicio de Información y Atención a las Mujeres ( SIAD )

y de las oficinas de información del Instituto Catalán de las Mujeres , a las mujeres embarazadas sobre todos los recursos existentes , estatales , autonómicos y locales- tanto en el ámbito público como en el privado .

2 . El Parlamento de Cataluña acuerda trabajar , en el Parlamento mismo y en el marco de la futura comisión específica de transición hacia la reforma horaria, una racionalización del tiempo que permita una verdadera conciliación familiar y laboral .

Palacio del Parlamento, 14 de marzo de 2014

El secretario cuarto                      La presidenta del Parlamento

David Companyon y Costa                  Núria de Gispert y Catalán

DOCUMENTO ORIGINAL: AQUÍ